Lea el Artículo Homofóbico de 1969 Sobre los Disturbios de Stonewall

This post is also available in: Inglés Ruso

Hoy es el 48 aniversario de los Disturbios de Stonewall; para conmemorar el evento Joe.My.God. publicó el texto completo sobre el evento de 1969 que hizo el New York Daily News, un artículo que toma un tono despectivo y burlón hacia los rebeldes que iniciaron el movimiento sobre los derechos LGBTQ de los estadounidenses.

Antes de entrar en el artículo, un poco de historia. Durante los años sesenta la homosexualidad estaba fuertemente reprimida. En Nueva York en particular, el alcalde Robert Wagner alentó a la policía a arrestar a los homosexuales por “solicitación” (es decir, tratando de comprar sexo) y por “intento de engaño” (travestidos).

La policía allanaba regularmente los locales gays, como el bar Stonewall en el West Village de Manhattan. Este popular establecimiento estaba frecuentado por mafiosos: la mafia solía chantajear a los clientes gay que lo frecuentaban a cambio de su silencio (porque podían hacer que te expulsaran, como todavía lo pueden hacer hoy en muchos estados de los Estados Unidos). La mafia también sobornaba a la policía para evitar redadas.

La policía allanó el bar la noche del 25 de junio de 1969 e hizo que todos se pusieran en fila para identificarlos y para poder comenzar a arrestarlos. Pero la redada se produjo más tarde de lo normal, cuando muchos de los clientes estaban ya borrachos y fuera de si.

Entonces una lesbiana (posiblemente Storm Delarverie) gritó: “¿Chicos, por qué no hacen algo?” Mientras eran detenidos por travestismo, la multitud se volvió loca y comenzó un alboroto tal que terminó en peleas nocturnas contra la policía durante las tardes siguientes.

RELACIONADO | Policías Corruptos, la Mafia y la Historia Desconocida de los Disturbios de Stonewall

De todos modos, en el homófobo New York Daily News del 6 de julio de 1969 se leyó “Redada en el nido Homo – Las abejas reina están furiosas”. El artículo tiene un tono voyeurístico y una fascinación sin fin con hombres vestidos de mujer (el autor cambia repetidamente los sustantivos y pronombres de género cuando se refiere a los clientes masculinos o femeninos de la barra). Estos dos párrafos demuestran la naturaleza cómica con que el periodista considera el levantamiento:

Todo el proceso tomó un aire de una tarde homosexual de Premios de la Academia. Las reinas salieron a la calle dando besos y saludando a la multitud. Un hermoso especimen llamado Stella gimió incontrolablemente al ser conducido a la acera de enfrente del Stonewall por un policía. Más tarde confesó que ella no protestó por la manipulación del oficial, sino porque su cabello no se veía bien y temía que su nuevo novio pudiera estar entre la multitud y la localizara. No quería que él la viera así, lloró.

La muchedumbre empezó a descontrolarse, dijeron testigos oculares. Entonces, sin previo aviso, el Poder Queen explotó con toda la furia de una bomba atómica gay. Queens, princesas y damas de honor comenzaron a lanzar cualquier cosa que pudieran obtener sus pulidas y manicuradas uñas. Horquillas, neceseres de maquillaje, bigudíes, tubos de lápiz de labios y otros misiles femme fatale volaron en dirección de la policía. Comenzó la guerra. Los lirios del valle se convirtieron en plantas carnívoras de la selva.

Sin embargo, el artículo cambia de tono notablemente en su segunda mitad al hablar con los dueños del bar gay que acusan a los policías de haberse cobrado (la policía supuestamente tomó el dinero de la caja registradora antes de destruirla), llamando al New York Daily News “anti-gay y pro-policía”. El autor también entrevistó a vecinos del Stonewall que dijeron que sus clientes nunca molestaron a nadie.

“Fue horrible cuando llegó la policía”, dijo un vecino. “Era como un enjambre de avispones atacando a un montón de mariposas”.

RELACIONADO | Google Dona 1 Millón de Dólares para Preservar la Historia LGBT del Stonewall Inn

Merece la pena leer todo el artículo, no sólo para tener una idea de la cobertura de los principales medios de comunicación de un evento sobre los derechos de los “queers”, sino también para comprender cuánto los derechos de los LGBTQ han cambiado drásticamente y sobre todo para mejor.