Un Estudio Dice que ser Soltero Puede Matarte más Rápido que la Obesidad

This post is also available in: Inglés Francés

¿Alguna vez te has sentido tan solo que sientes que podrías morir? Según un nuevo estudio, la soledad y el aislamiento social son un mayor problema de salud pública para los estadounidenses que la obesidad. Los investigadores dicen que las personas con una mayor conexión social reducen el riesgo de muerte prematura a la mitad.

“Estar conectado a otros socialmente se considera una necesidad humana fundamental — crucial al bienestar y la supervivencia. Ejemplos extremos demuestran que los niños en cuidado custodial que carecen del contacto humano, no se desarrollan bien y a menudo mueren, y de hecho, el aislamiento social o el confinamiento solitario se ha utilizado como forma de castigo”, dijo Julianne Holt-Lunstad, PhD, profesora de psicología en Brigham Young University. “Sin embargo, una porción cada vez mayor de la población de los Estados Unidos experimenta el aislamiento regularmente”.

El estudio analizó los efectos del aislamiento social, la soledad y vivir solo en la salud de una persona de casi cuatro millones de personas. Según los informes, los investigadores encontraron que los tres factores tenían un efecto significativo en el riesgo de muerte prematura y en algunos casos excedían la obesidad como un factor de riesgo importante.

“Hay pruebas sólidas de que el aislamiento social y la soledad aumentan significativamente el riesgo de mortalidad prematura, y la magnitud del riesgo supera la de muchos otros indicadores de salud líderes”, dijo Holt-Lunstad. “Con un aumento en el envejecimiento de la población, el efecto sobre la salud pública sólo se prevé que aumente. De hecho, muchas naciones alrededor del mundo ahora sugieren que estamos enfrentando una “epidemia de soledad”. El reto que enfrentamos ahora es ver lo que se puede hacer al respecto”.

Los datos más recientes del censo de los Estados Unidos indican que más de la cuarta parte de la población vive sola, más de la mitad de la población no está casada y, desde el censo anterior, las tasas de matrimonio y el número de hijos por hogar han disminuido.

“Estas tendencias sugieren que los estadounidenses se están conectando menos socialmente y experimentando más soledad”, dijo Holt-Lunstad.

¿Qué piensas del estudio? Compártenos tus opiniones abajo o en nuestra página de Facebook.