La Genética Puede Desempeñar un Papel en Saber Si Eres Activo, Pasivo o Versátil

This post is also available in: Inglés Francés

Investigadores de la Universidad de Toronto en Mississauga han descubierto que puede haber una base genética para el rol sexual preferido de hos gays y bisexuales en la cama (es decir, si uno es activo penetrante, pasivo receptivo o ambos, mejor conocido como versátil). Aunque se ha dicho que cualquier efecto de la biología en este particular comportamiento es más bien “indirecto”.

El equipo de investigación encuestó a hombres heterosexuales, homosexuales y bisexuales que asistieron a los eventos del Toronto Pride 2015. Le preguntaron a los hombres acerca de su posición sexual preferida, ya sea que fueran zurdos o diestro, su no-conformidad de género es percibida desde la niñez y su número de hermanos.

Las encuestas encontraron que los pasivos eran más propensos a tener hermanos mayores, que no se sentían conformes con los cánones de género desde niños y que eran predominantemente zurdos, más a menudo que los hombres identificados como heteros, los activos o los versátiles. Estudios previos de uno de los investigadores principales también encontraron una fuerte correlación entre el rol sexual y la mano dominante (diestros) y que los hombres versátiles tenian más hermanas mayores.

Antes de este estudio, un puñado de investigadores y científicos del sexo dijeron que los factores sociales desempeñan un papel importante en los roles sexuales anales preferidos de los gays y bisexuales. Por ejemplo, un pasivo que vive en una ciudad llena de pasivos puede volverse versátil o activo. También, las presiones sociales, como que los hombres constantemente se la pasan avergonzando a los pasivos como si fueran débiles o femeninos, pueden llevar a algunos pasivos a cambiar su rol sexual preferido en un intento de ganar mayor aceptación y estima.

Estas presiones pueden causar una diferencia entre los deseos sexuales de uno y su comportamiento real, dice uno de los investigadores principales del estudio, Doug P. VanderLaan. Por lo tanto, incluso si hay una conexión entre el rol del sexo anal de uno y su composición biológica o la conformidad percibida de género, la causalidad es probablemente indirecta en el mejor de los casos, dijo VanderLaan:

“El desarrollo de la identidad del rol sexual es un proceso complejo que se desarrolla durante décadas, por lo que la idea de que alguna experiencia en la vida temprana que pudo desarrollarse en el útero tiene un impacto directo en el comportamiento sexual de alguien décadas más tarde, esto parece demasiado simplista y ciertamente no contamos con pruebas demostrativas de que ese tipo de escenario es realmente el caso”.

Curiosamente, otro estudio previo de la Universidad Northwestern encontró que es más probable que seas pasivo si lo encuentra placentero y si permites y entras a la dinámica de control sexual (es decir, que te adhieres a roles sexuales preestablecidos en el dormitorio). Ese estudio también sugirió que la auto-etiqueta de posición sexual se desarrolla durante un período de 15 años en la edad adulta. “En pocas palabras”, dijo el autor de este estudio, “las experiencias sexuales más buenas o malas, con el tiempo, llevan a la gente a un escoger un rol”.

(Imagen de encabezado por franckreporter a través de iStock Photography)