Los Hombres que a Veces Duermen con Otros Hombres Están Optando por esta Etiqueta, porque Bisexual es ‘Demasiado Gay’

This post is also available in: Inglés Portugués Francés

De acuerdo con nuevos reportes, los hombres que a veces se acuestan con otros hombres optan por no etiquetarse a sí mismos como bisexuales porque eso es “demasiado gay”. Por lo que prefieren ser etiquetados como: “mayormente heterosexuales“.

Ritch C. Savin-Williams, profesor de psicología del desarrollo en la Universidad de Cornell, está lanzando un libro titulado Mostly Straight: Sexual Fluidity Among Gay Men (Mayormente heterosexual: fluidez sexual entre hombres gay), que explora esta tendencia.

En un artículo para la revista Time, Savin-Williams explica: “Para los no iniciados, los mayormente homosexuales pueden parecer paradójicos. ¿Cómo puede un hombre ser mayormente heterosexual?”.

“Sin embargo, la evidencia sugiere que más hombres jóvenes se identifican o se describen a sí mismos como ‘mayormente heterosexuales’ que como bisexuales o como homosexuales”.

RELACIONADO | Conoce el Término para los Hombres que Aman a Otros Hombres y No Quieren Ser Llamados Gays

Savin-Williams cita una encuesta del gobierno realizada entre 2011 y 2013 que descubrió que el 6% de los hombres de entre 18 y 24 años se describían a sí mismos como atraídos “mayormete al sexo opuesto”.

En esa encuesta, se les pidió a los hombres que eligieran una de las tres etiquetas: heterosexual, bisexual o gay, y el 75% dijo que eran heterosexuales porque el término bisexual les parecía “demasiado gay”.

Para su libro, Savin-Williams habló con un grupo de hombres “mayormente heterosexuales” para comprenderlos mejor:

El hombre, mayormente heterosexual, pertenece a una tendencia creciente de hombres jóvenes que están seguros de su heterosexualidad pero que aún son conscientes de su potencial para experimentar mucho más…

Tal vez se hayan besado o quieran besarse con un amigo. Han participado en masturbación grupal entre hombres o están dispuestos a recibir sexo oral de un chico atractivo que acaben de conocer. Pero es poco probable que hayan tenido relaciones sexuales con penetración con un chico, aunque podrían estar dispuestos a hacerlo si apareciera el hombre o las circunstancias correctas.

Pudo haber tenido un enamoramiento intenso. Pero enamorarse apasionadamente de un hombre es demasiado, aunque podría tener sentimientos bastante fuertes y acurrucarse con su mejor amigo.

Savin-Williams revela que la atracción entre personas del mismo sexo constituye alrededor del 5% al ​​10% de los sentimientos sexuales y románticos de un hombre “mayormente heterosexual”. El 90-95% restante está dedicado al sexo opuesto.

RELACIONADO | Conoce el Término para los Hombres que Aman a Otros Hombres y No Quieren Ser Llamados Gays

Esta no es la primera vez que hemos aprendido que las personas están cooptando nuevas frases para no ser etiquetados como gay o bisexual. Un sitio web explica el término “G0Ys” — un término para homosexuales y bisexuales a los que no les gusta llamarse homosexuales o bisexuales porque una “minoría vil, desvergonzada y vocal le ha dado mala fama a los homosexuales, diciendo que no les gustan los ‘muchachos en tacones con consoladores metidos en el culo'”.

Otro informe explica el término “andrófilo” creado por Nichola Chinardet que piensa que “homosexual” es un término más clínico, y mucha gente lo usa negativamente, “mientras que” gay “tiene un cierto estilo de vida asociado a la palabra”, con el cual él no se identifica.

Chinardet no se relaciona con lo que él llama “los clichés que se pueden unir a la escena ‘gay'”. Es un fotógrafo de fiestas y clubs que dice que a menos que esté trabajando, él no sale a los clubs gays y que tampoco le gusta ir de compras.

Se le ocurrió un término alternativo para describirse a sí mismo como un hombre que encuentra a otros hombres sexualmente atractivos: andrófilo. Creó el término con su conocimiento del idioma griego, juntando dos palabras: el prefijo “andro“, que significa hombre, y “phile“, que denota amor por algo.

También reportamos sobre la existencia de hombres “heteroflexibles” que participan en “bud-sex” (sexo entre amigos), un tipo de encuentro que reafirma la heterosexualidad de los participantes al enmarcar su actividad sexual entre personas del mismo sexo como “ayudar a un amigo”, “aliviar urgencias” o tener sexo sin atracción sexual…

Básicamente, parece que los hombres que les gusta tener sexo con otros hombres harán cualquier cosa para no etiquetarse a sí mismos como homosexuales.