Nueva Canción de Miley Cyrus: Menos Compton, Más Malibu.

This post is also available in: Inglés Portugués

Miley Cyrus dejó sus zapatos de twerking. En su nueva canción llamada “Malibu”, la cantante se encuentra en las playas de arena del paraíso californiano en lugar de en una fiesta donde todo se descontrola, ¡un gran cambio!

Este movimiento es deliberado. En una nueva entrevista con Billboard, Cyrus responde que está dejando atrás el hip-hop, pero que sigue amando a Kendrick Lamar.

“Pero también me encanta esa nueva canción de Kendrick [“Humble”]: ‘Show me somethin’ natural like ass with some stretch marks’. Me encanta eso porque no es “ven y siéntate en mi pene, chúpame el pene’. Ya no puedo escuchar más de eso. Eso es lo que me sacó de la escena del hip-hop un poco. Era demasiado “Tengo mi Lamborghini, tengo mi Rolex, tengo a una chica en mi pene” – Y yo no soy así”.

Cyrus continúa hablando de cómo la política afecta su trabajo, diciendo que ella no quiere que su opinión política sea lo único por lo que ella sea conocida. “Me indecisa en si iba a trabajar con ciertos productores que realmente me gustan. Pero si no tenemos la misma página políticamente… Mi álbum es político, pero el sonido no se detiene allí”.

“Porque puedes escribir algo hermoso y de cualquier modo E! News arruinará nuestras vidas y dirá,”Este es un álbum muy político”. Porque entonces yo soy las Dixie Chicks y destruyen mi álbum y eso no es lo que quiero, quiero hablar con la gente de una forma con compasión y comprensión, algo que la gente no está haciendo”.

¡Deja en paz a las Dixie Chicks!

Cyrus intentó aclarar su declaración con un post en Instagram. En el encabezado subraya la naturaleza de las entrevistas diciendo: “Cuando se leen artículos, no siempre se considera que por horas hablé con un periodista sobre mi vida, mi corazón, mi perspectiva en ese momento y del siguiente paso en mi carrera. Desafortunadamente sólo una parte de esa entrevista llega a impresión, y muchas veces las publicaciones suelen centrarse en la parte más sensacionalista de la conversación”.

Sin embargo, algunos dicen que el hip-hop no la echará de menos.

En un artículo titulado “Querida Miley Cyrus: La Cultura del Hip-Hop Nunca te Necesitó y No te Hechará de Menos”, Preston Mitchum en The Root escribe:

Artistas blancos como Cyrus tratan el hip-hop y el arte negro como un objeto de ropa, algo que tiran una vez que se ha usado demasiado. Ella y otros artistas como Justin Timberlake, Taylor Swift y Katy Perry ganan dinero de las espaldas de los negros, y luego intentan evolucionar hacia versiones más pacíficas, serenas y tranquilas de ellos mismos.

Ellos “se juntan” con los “negros”, y luego limpian su imagen y vuelven a su casa grande con mamá y papá. Todo esto mientras que, los negros son perjudicados, pero las personas que realizaron ese daño no se responzabilizan de esto.

Ahora que el prometido de Cyrus, Liam Hemsworth, está de vuelta en su vida, ya no necesita al hip hop para hacerla popular. Eso no es evolución; eso es la manipulación capitalista de la supremacia blanca. Por suerte, la mayoría de los negros de América, siempre supimos que nunca la necesitamos, ni a ella ni a su tono de voz raspado, ni a su baile sin ritmo o su fallido twerking.

Adios, Miley.