7 Cosas Que Aprendí Trabajando Como Modelo Gay de Webcam

This post is also available in: Inglés Portugués Francés Ruso Tailandés Chino tradicional

Trabajar como modelo de WebCam puede ser un trabajo muy lucrativo, y algunos actores de entretenimiento para adultos hacen de esto una profesión de la que viven. Yo lo aprendí por cuenta propia.

Para empezar en el mundo del modelaje gay en webcam, debes encontrar la “agencia” perfecta en la la web, con la taza de pagos más alta. Debes mandar unas fotos a la agencia, con la esperanza de que te contacten en caso de que les gustes lo suficiente. A diferencia de las otras agencias, estas son 100% virtuales.

El contrato que te envian, incluye información de lo que no admiten. Hacer fisting (introducir el puño por el ano), orinar, vomitar — cualquier cosa parecida está totalmente prohibida. Por razones de seguridad propia, tampoco puedes dar ninguna información personal.

Una vez que obtienes el empleo, puedes ingresar en la web. Estas agencias a menudo tienen sus propias plataformas donde puedes ajustar las preferencias de tu cámara. Cuando todo está preparado, tu video se reproducirá en cientos páginas con distintos dominios alrededor del mundo. A partir de ahí, el escenario virtual es todo tuyo.

He aquí 7 cosas que aprendí trabajando como modelo de webcam:

1. El Tiempo Es Oro

Como en cualquier otro empleo. Todos usamos nuestra mente y cuerpo a cambio de dinero, y modelar no es diferente. Cuando ganas un dolar por minuto, incluso, te vuelves muy conciente de cómo gastas el tiempo. Te vuelves más inteligente sobre cómo administras el tiempo, la energía y los fluídos corporales.

Los espectadores empezarán viendo tu video público, luego iniciarán una conversación contigo. El tiempo que malgastes en el área pública no será remunerado, así que necesitas llevarlos a privados del chat, para que el dinero empiece a fluir… o algo así.

Los usuarios pagan hasta 5 dólares por minuto (¡algunas veces hasta más!) Pero tu ganancia es sólo como un dolar de eso. Tu agencia y tu agente se quedan el resto. Puedes escoger tarifa propia, ese es el precio que tus clientes verán. Una tarifa baja te puede hacer más tentador, pero, entre más baja menos ganas.

Tendrás que experimentar con tus precios para saber hasta cuanto estan dispuestos a pagar las personas para que les des un show. Algunos días puedes ofrecer un descuento para pescar más clientes. Es un acto de equilibrio; Algunas veces haces más dinero con una reproducción a bajo costo pero con bastantes clientes. Todo depende de qué tan bien puedas venderte.

2. Se trata de ellos, no de ti

Ya lo había escuchado de bailarinas de estríptis: La mayoria de los clientes quieren ser escuchados. Quieren que te intereses en ellos, todo está en la conexión emocional lograda. Usualmente una “experiencia de novio virtual” es más rentable que un show de masturbación, porque los clientes sienten que pueden ser ellos mismos y relajarse contigo. Eso no tiene precio para alguien que se siente atrapado. Y no es tan cruel o maquiavélico como suena, ya que las dos partes saben exactamente lo que está ocurriendo. Es sólo una transacción monetaria: ellos suplen sus necesidades y tú las tuyas.

Puede que te preguntes, “¿A quiénes están dirigidas estas páginas? ¿quién gasta tanto dinero?” Según mi experiencia, eran a menudo hombres maduros que nunca salieron del closet. Algunos estaban involucrados en actividades eclesiásticas o tenian familia, o reputaciones que debían proteger. Una experiencia en carne propia sería para ellos muy arriesgada, virtualmente es más segura.

Un modelo gay de Webcam, también puede escoger su audiecia hasta cierto punto. Al final se pueden seleccionar los países en los que quieres ser visto — por si temes ser descubierto — puedes bloquear tu país de residencia. Como ya dije, serás reproducido en un amplio número de portales por lo que tendrás una grandísima exposición pública.

3. Eres Mucho Más Cool Online

No interesa si estas en Instragram o Chatturbate — en las redes sociales, puedes crear todo un personaje propio, un yo ideal. No importa el punto de encuentro, casi todos hacemos esto de alguna forma. Despues de todo, uno no comparte lo peor de uno en Facebook.

La diferencia es que como modelo Gay de Webcam, te sugieren que cambies tu nombre y protegas tu identidad. Puedes asignarte un nombre artístico, y puede ser tan divertido como tú quieras. Es tambíen un buen mecanismo de supervivencia para que no te sientas como una prostituta virtual (al menos te estas beneficiendo de ello ¿no? ¿cuántas personas se exhiben sólo por ganar likes? Es divertido hacer dinero de esta forma ¡no lo puedo negar!).

gay webcam model camera

4. Cualquier Cuerpo Es Vendible

Como diría Tess Holliday, “a la M*** con tus estándares de belleza.” Todos somos hermosos, y todos podemos encontrar nuestra propia audiencia. Aunque los hombres tonificados tienden a sobresalir, hay espacio para todos.

La Agencia tiene un algoritmo para mostrarte cómo te está yendo: A mejor desempeño, serás ubicado más alto en la página principal. Entre mejor estes, mejor ubicación.

Cada modelo gay de Webcam tiene su propio escenario y audiencia. Es sorprendente la variedad de personas y tipos de cuerpos que estan en este negocio. Y de todas partes del mundo también —Gente de Rumania, República Checa, Colombia y toda latinoamérica estan ahí.

5. No Te Preocupes, Sé Feliz

Seamos honestos, ser modelo gay de webcam se debe del todo al cliente y a sus preferencias. Estas en un catálogo de carnes, y te compran o siguen buscando. Y, a pesar de que no puedan ver tu aura, tu gran humor tiene que brillar a través de la pantalla, de lo contrario no obtienes chats privados, lo que significa: nada de dinero. Así que aun cuando estés de mal humor, tendrás que aprender a fingir convincentemente.

Si estás trabajando frente a la cámara, debe ser porque quieres hacerlo. Tienes que sentirte contento para que puedas atraer clientes que derrochen amor (¡y dinero!) en ti. De lo contrario, tómate el día libre y regresa cuando estés preparado.

6. No Te Hagas La Víctima

Tu trabajo, tu profesión, tu pareja, donde vives — todo es una elección personal. No puedes sentir lástima por ti mismo, mucho menos por tu elección de auto-objetificación en la web. Tienes que tomar responsabilidad sobre tus actos y asumir tu lado exhibicionista, el que muchos intentan reprimir.

La ventaja es que si decides que ser un modelo gay para Webcam no es lo tuyo, siempre puedes abandonarlo. Eres el contratista, por lo tanto tan pronto sientas que otro es tu camino, eres libre de dejar este.

Por desgracia, esto no siempre es así. Algunos estudios en Colombia o Rumania (y otros países) le rentan el espacio y el equipamiento al modelo. Bajo este sistema, los modelos gay de Webcam tienen un pequeñísimo porcentaje de ganancias de lo que el cliente está pagando por ver. Esto es explotación de jóvenes con necesidades, no puedo ni imaginar las condiciones en las que trabajan ni los contratos que firman.

He visto modelos colombianos ofrecer salas privadas por 99 centavos de dólar, puedo decir incluso cuándo es un espacio privado en su casa o un espacio rentado.

7. Asegúrate De Querer Ser Un Modelo Gay de Webcam

Con los límites que permite la computadora, ser un modelo gay de Webcam es más seguro que ser un escort. Pero puede generar el mismo impacto en la psique si no sabes manejarlo de manera correcta. Vivimos en un mundo hipersexualizado en el que la gente tiende a valorar más la imagen que a la persona. Si no te sientes cómodo contigo mismo y con el modelaje, te puede perjudicar en tus relaciones y tu vida sexual.

Recuerdo el sonido de notificación cuando un cliente quería llevarme a una sala privada en el chat. Y aunque ya no estoy modelando más, recuerdo cuando escuché ese sonido por vez primera. Lo primero que pensé fue ¡Oh diablos! ¡¿Y ahora qué hago?! Pero fue fácil. Sólo seguí las instrucciones.

El libre albedrío que todos poseemos es una cosa increíble. Mi intención con esta lista es ser informativo, ni glamorizante ni demonizante con el acto de ser un modelo gay de Webcam. Internet nos ofrece total libertad, y lo que hagas con esa libertad es tu decisión.

Imagen destacada por CSA-Printstock via iStock