Los 8 Museos de México y Centroamérica que Necesitas Visitar

This post is also available in: Inglés

La región central del continente americano es rico en historia, cultura, arte y curiosidades. Por ello, si están planeando un viaje, o incluso si tienen tiempo libre, viven en alguna de estas ciudades, y quieren algo más que ir a bailar o al cine, les proponemos los ocho mejores museos de México y Centroamérica.

Belice

En la Ciudad de Belice se encuentra en la colosal y bella construcción el Museo de Belice. Desde 1855 ha tenido una historia muy peculiar, ya que se incendió varias veces y fue prisión hasta 1998 para ser inaugurado como museo en 2002 (de hecho, las ejecuciones públicas se realizaban donde hoy es la entrada principal). Pero hoy en las antiguas celdas encontramos antigüedades, fotografías, piezas de historia precolonial, colonial y natural e información sobre la ciudad.

Panamá

Panamá es uno de los países más interesantes de la región debido a su canal, y todo lo que trajo consigo (como la relación complicada con Estados Unidos y sus propios vecinos, los altibajos económicos, y el gran interés mundial). Por eso es obvio que su mejor museo lo dedique a este monstruo arquitectónico. El Museo del Canal Interoceánico de Panamá (1874) se encuentra a un lado del mismo, en la capital del país. Lo fue todo, un hotel, las oficinas del canal, de gobierno y de correos, antes de convertirse en museo en 1997. Y claro, los visitantes pueden ver todo lo relacionado con la construcción y la relación con Estados Unidos (fotografías, videos, antigüedades, sets recreando escenas clave, documentos oficiales, etc.).

Honduras

En la zona arqueológica maya de Copán, Honduras, está una de las exposiciones más importantes de piezas prehispánicas del subcontinente, en el Museo de la Escultura. Al cruzar la impactante entrada, uno puede visitar 59 secciones distribuidas en más de 4,000 metros cuadrados (algunos subterráneos), que guardan más de 3,000 piezas rescatadas y algunas réplicas admirables de una de las civilizaciones más avanzadas de la historia.

El Salvador

Quienes prefieran las artes plásticas deben ir al Museo de Arte de El Salvador (2003). La pintura y la escultura se concentran en San Salvador para deleitar a los visitantes con piezas de arte salvadoreño de todos los materiales y tamaños, para darse cuenta de la historia y el interés de la sociedad actual de este país. Las obras pertenecen a su propia colección, colecciones privadas y prestamos, y son del siglo XIX hasta hoy, pero en sus exposiciones temporales habrá piezas de todo el mundo.

Nicaragua

El Museo de Arte Fundación Ortiz Gurdián, en León, Nicaragua, presenta obras de los últimos cuatro siglos. Sus piezas están divididas en dos secciones, arte antiguo (como el católico del siglo XVII) y moderno (como el arte gráfico y las artesanías de barro de San Juan de Oriente). Uno nunca esperaría encontrar el trabajo de Picasso, Diego Rivera, Matisse, Chagall o Miró, pero ahí están, así que vale mucho la pena.

Guatemala

Claro que las ruinas mayas de la región son impresionantes, pero para quienes la historia o el arte no es su fuerte, Antigua, en Guatemala, tiene el museo ideal: el Chocomuseo. Antigua es quizá uno de los pueblitos más hermosos y pintorescos que podrán visitar en la región (me consta), y el hecho de que ahí haya un museo dedicado completamente a uno de los vicios más deliciosos del mundo, lo hace uno de los mejores museos de Centroamérica. Los visitantes pueden observar el proceso desde la semilla hasta el exhibidor, personalizar su propio chocolate, y visitar la tienda de regalos bajo su propio riesgo, donde hay más variedad que en la fábrica de Willy Wonka. Suiza o Bélgica podrán hacer muy buen chocolate, pero nada como en la región de donde proviene el cacao.

México

Elegir un museo en México es más difícil que ganar Rupaul’s Drag Race, ya que es una de las ciudades con más de ellos en el mundo. La Casa de Frida Kahlo, el Museo de Antropología y el del Niño encantan a sus visitantes, pero uno que tiene de todo, es el Soumaya en Plaza Carso. Piezas de Cranach, el Greco, Fabergé, Tamayo, Botero, Rivera, Soriano, Siqueiros, Renoir, Degas, Matisse, Munch, Pissarro, Picasso, Mondrian, Van Gogh, Lautrec, Cézanne, Modigliani, Gauguin, Khalil Gibran, Dalí y Monet hay por todos sus pasillos. Se presentan antigüedades, piezas históricas, una sala dedicada a pinturas de Venecia, y la superior es un mar abierto de esculturas. Pero quizá lo más impresionante es su arquitectura faraónica, ya que sus hexágonos exteriores forman un panal modernista que posa para selfies todos los días.

Costa Rica

Y para un poco de brillo y lujo, en Costa Rica se encuentra el Museo del Oro Precolombino. En la Plaza de la Cultura en San José, este lugar exhibe una de las colecciones más asombrosas de piezas indígenas hechas con oro centroamericano. Más de 2,000 objetos son un tesoro artístico e histórico que todavía hoy nos siguen deslumbrando, así que no olviden sus lentes oscuros.