“Queercore”: La Sucia Historia del Movimiento LGBTQ que le Escupe a los Gays Conservadores

This post is also available in: Inglés Portugués Francés Tailandés Chino tradicional

A mediados de la década de los 80’s, en medio de la letal negligencia de la administración de Ronald Reagan por la epidemia del SIDA y de una “mayoría moral” cristiana cada vez más vocal que culpaba a la homosexualidad por un declive en los “valores familiares” — Una banda homosexual de punk rock apareció y comenzó a desafíar la desaprobación social de la cultura queer a través de música, cultura, fanzines, arte y películas.

Este movimiento finalmente se conoció como Queercore, y ahora tiene un documental dedicado a su historia y duradero impacto social.

El documental se llama Queercore: How to Punk a Revolution (Queercore: ¿Cómo hacer una revolución Punk?), y protagoniza a los directores queer Bruce La Bruce y John Waters; Las cantantes musicales Beth Ditto, Kim Gordon y Peaches; Los artistas queer Genesis P-Orridge, Justin Bond y Jayne County entre otros.

Un resumen sucio y rápido del Queercore

Dos creativos colaboradores queer en específico (G.B. Jones y Bruce LaBruce) ayudaron a sentar las bases de la escena Queercore a través de su zine J.D., una publicación que buscaba exponer la “burguesización del movimiento gay y la problemática política sexual del punk” compartiendo su propio trabajo y el de otros creativos queer independientes.

LaBruce, un hombre que pasó a dirigir películas gay que exploran la sexualidad tabú, dijo a la revista Dazed:

“La asimilación gay ya empezaba, acelerada por la crisis del SIDA, por lo que el movimiento gay ya estaba distanciándose y desvinculándose de sus elementos más rebeldes, extremos y anti-queer establecidos que no encajaban en el patriarcado gay del burgués blanco”.

La mayor parte de la escena punk antes de Queercore estaba dominada por hombres blancos heterosexuales y así Queercore trató de oponerse activamente a esa autoridad dominante rechazando la idea de que los gays y lesbianas debían ser respetables e indistinguibles de las personas heterosexuales. El zine J.D. a menudo yuxtapone imágenes pornográficas junto a textos enojados afirmando la superioridad de los queers.

LaBruce dijo que quería que su publicación fuera “inclusiva a queers de todas las razas, edades, géneros y persuasiones sexuales… (No sólo), punks queers sino también a prisioneros, prostitutas, minorías raciales oprimidas, personas transgénero… cualquiera que fuese contra el sistema y tuviera intereses similares, desviaciones sexuales y fuera de política radical”.

queercore documentary
A page from J.D. (censored)

Cómo Queercore destruyó la política de género

El movimiento Queercore coincidió con el surgimiento del movimiento Riot Grrrl (que se centró en el poder cultural del feminismo, los derechos reproductivos y la identidad de género), pero también dio origen a su propia marca de destrucción de política de género, inicialmente a través del performance de la artista negra intersexual Vaginal Cream Davis.

A pesar de que Davis no se considera un músico y ha dicho, “Mi objetivo nunca ha sido deliberadamente entretener a nadie”, aún así ella participó en grupos artísticos musicales como Black Fag, ¡Cholita! La versión femenina de Menudo y The Afro Sisters que trataban de temas abiertamente sexuales y raciales.

El periodista Ari Fitzgerald dijo que Davis utilizó sus performances “para tomar medidas vertiginosas y satíricas en el orden del viejo mundo, nivelando la crítica del privilegio blanco y el patriarcado con un ingenio matizado con un estilo de programa de juegos”.

La política de Queercore dictaba que no había una manera primaria o pura de expresar el género o la sexualidad — ya sea que eso significara construir su identidad alrededor de un fetiche, estar orgulloso de tener una ETS, tener muchos amantes, querer enseñar la salud sexual gay en las escuelas, sobre el identificarte con los genitales y el genero o casarte contigo mismo y masturbarte hasta la muerte.

La sensibilidad Queercore existe hoy en días

En 2010 y 2011, en medio de las batallas para permitir a los homosexuales en la milicia y el matrimonio igualitario, la editorial Against Equality Press publicó dos libros de ensayos titulados Against Equality (Contra la Igualdad) que criticaban el matrimonio homosexual y se oponían al servicio militar de gays.

Algunos de los ensayos se opusieron a la revocación del “Don’t Ask, Don’t Tell – No Pregunte, No Diga” (la prohibición militar a los miembros abiertamente homosexuales), criticó la citación de las ejecuciones anti-homosexuales de Irán como pretexto de hostilidad hacia Medio Oriente y habló sobre cómo el enfoque singular en el matrimonio eclipsó temas más importantes como la igualdad de género, el trabajo sexual y la reducción de la violencia contra los niños.

El espíritu Queercore también permanece en aquelllos que se preguntan si los desfiles del Orgullo deberían permitir a los contaminadores corporativos, prisiones con fines de lucro y los departamentos de policía con historias de racismo y acoso LGBTQ.

También puedes encontrar pequeños grupos Queercore en festivales locales de música queer (Another Country y Gay Bi Gay Gay) e incluso en pequeños grupos en línea en Facebook (como lo demuestra este video de Queercore del grupo Bottom Leftist Memes).

Esta no es un reportaje exhaustivo, pero aquí está una buena entrevista con algunos fundadores de Queercore.