El Racismo en las Aplicaciones Gay, Examinemos las Políticas Raciales del Diseño de las Aplicaciones

This post is also available in: Inglés Portugués Tailandés

Como una consecuencia inesperada y no intencional de los recientes eventos en Charlottesville, Virginia, yo, como investigador e instructor de diseño de interacción (IxD), he estado intrigado por el resurgimiento de las discusiones sobre raza y racismo dentro de las aplicaciones de citas. A pesar de que estoy de acuerdo en que estos entornos deben estar desprovistos de comportamientos y lenguaje racistas, también se entiende que son espacios impulsados ​​por preferencias del usuario — discriminación — de algún tipo, ya sea edad, peso, raza, vello corporal u otros factores. Pero es la noción de discriminación basada en la raza la que con mayor frecuencia es problemática.

Ya sea en línea y fuera de línea, la discriminación basada en la raza de parejas sexuales es real, particularmente en el uso principal de estas aplicaciones, que a menudo facilita una conexión sexual sin compromiso. Las preferencias basadas en la raza — independientemente de cómo evolucionaron individualmente — existen.

El desafío, además de las expresiones abiertamente racistas de los usuarios, es interpretar la comunicación a menudo matizada de las preferencias raciales. Por ejemplo, cuando leemos un “No ____ *inserte raza ahí*” en perfiles gays, ¿realmente representa una preferencia o es realmente un racismo velado?

Esa pregunta no es solo lo que hace que navegar por el espacio de la aplicación gay sea frustrante y preocupante para los hombres homosexuales de color — que a menudo son los receptores de la discriminación — sino también un desafío para los diseñadores y desarrolladores de estos espacios.

“La comunidad LGBTQ se enorgullece de ser diversa e inclusiva”, argumenta Lenny Gerard en un artículo de mayo de 2017, “por lo que la aplicación en la que nuestra comunidad pasa incontables horas debería serlo también”. Sin embargo, a la luz de la realidad — y n base a la existencia de las preferencias basadas en la raza — no queda claro qué refleja “diverso e inclusivo” y qué refleja “racista” en este contexto.

Si bien muchas discusiones se han centrado en debatir una asociación entre las preferencias sexuales basadas en la raza y las actitudes racistas generales, ha habido poco debate para examinar qué se puede hacer desde una perspectiva de diseño y desarrollo.

¿Es posible que una aplicación para hombres homosexuales pueda existir sin fomentar el racismo? Responder esa pregunta ayuda a revelar consideraciones y consecuencias del diseño — la política racial — de la app de ligue.

“Si bien una aplicación de citas no puede resolver el racismo, puede facilitar una experiencia menos desalentadora para las personas de color”, dice Steven Blum en un artículo de Vice del mes pasado.

Examinemos algunas de esas oportunidades:

Mayor prominencia de los estándares comunitarios

Algunas aplicaciones tienen pautas estrictas contra el uso de lenguaje racista. Hornet, por ejemplo, afirma que “comentarios racistas en descripciones de perfil, títulos de perfil, nombres de usuarios y fotos NO están permitidos”. Muchos tienen políticas que evitan que los usuarios publiquen o envíen material racialmente ofensivo.

Si bien estos estándares existen, a menudo están ocultos en las pautas de uso o los términos de servicio de una aplicación. ¿Podrían estas pautas colocarse más prominentemente dentro de estos espacios? ¿O podrían estructurarse estos estándares como una especie de “compromiso en común”? Si bien estas estrategias no ofrecen garantías, ofrecen un apoyo más visible para fomentar conductas e interacciones más apropiadas.

“Promover” lenguaje e interacciones más apropiadas

Definitivamente existen más alternativas para que un usuario transmita una preferencia racial en las aplicaciones gay. ¿Podría una aplicación, desde la perspectiva del diseño de interacción, ofrecer “sugerencias” o “guías” en la creación de los perfiles? Como ejemplo, considerar el potencial de las funciones inteligentes de autocompletado y las características que ofrecen sugerencias para un lenguaje más apropiado.

Además, ¿qué pasa con las sugerencias en tiempo real que ofrece la aplicación (por ejemplo, el uso de opciones de “filtrado”) mediante las cuales se puede establecer o comunicar una preferencia? Estas estrategias podrían ayudar a reducir el lenguaje ambiguo en torno a las preferencias y los problemas asociados a la percepción e interpretación de la intención.

Uso de inteligencia artificial para revisar las interacciones

De forma análoga al uso que Facebook hace de la inteligencia artificial en la lucha contra el terrorismo en línea, ¿se podría utilizar la inteligencia artificial en los espacios de citas en línea para señalar el lenguaje racista o las interacciones para su revisión? De ninguna manera estoy abogando por un estado policial dentro de estos espacios, pero si los estándares de la comunidad deben ser definidos y promulgados, la inteligencia artificial podría proporcionar medios para facilitar estos estándares.

Las normas y convenciones dentro de los espacios de citas en línea están realmente evolucionando, y seguirán evolucionando, ya que a menudo se configuran a partir de cambios en las tendencias sociales, culturales y políticas. Hacer que estos espacios sean más inclusivos requiere todo.

Como decía Lenny Gerard, “podemos hacer un mejor trabajo de cómo nos representamos al conectarnos”. Mientras que los usuarios pueden ser más conscientes de las posibles consecuencias racistas de los comportamientos en torno a sus preferencias en sus interacciones, los diseñadores de aplicaciones pueden jugar un papel más activo en la estructuración y la mediación de espacios que no solo responden a las realidades de la conexión, sino que son menos ofensivos y desalentadores para todos.