Saluden a Chevalier d’Éon, La Espía Transgénero Francesa Del Siglo XVIII

This post is also available in: Inglés Portugués Francés Alemán Ruso

Si sigues los diferentes medios de comunicación actual notarás que aparentemente piensan que la gente transgénero son una “nueva” moda, sólo porque al fin un gran número de personas en nuestra sociedad están aceptando que la gente trans existe. Pero en realidad, ser transgénero no es nada nuevo en lo más mínimo. Por ejemplo, el pasado lunes, la sección Comment Is Free en el periódico The Guardian publicó una pieza acerca Chevalier d’Éon, una diplomática y espía francesa que transicionó a sus 50 años… en 1777.

D’Éon era una gran estudiante y se convirtió en miembro de Secret du Roi, una secta de espías secretos que el Rey Louis XV formó a escondidas del gobierno francés. Aunque era espía, su alias consistía en ser la embajadora de Inglaterra. Con esa posición recolectó información para una futura invasión, la cual ni siquiera los ministros del Rey Louis XV sabían al respecto. Cuando una disputa entre ella  y un compañero embajador francés se hizo pública el pueblo británico tomó su lado y el otro embajador fue reclamado.

D’Éon, a través de su carrera proclamó que aunque le asignaron el sexo femenino al nacer pretendió ser hombre a causa de las leyes de herencia. Hubieron sin número de especulaciones públicas acerca del género de d’Éon’s. La Bolsa de Valores de Londres incluso tenía una apuesta para ver quien podría acertar su género “verdadero”, y hasta invitaron a d’Éon a participar, pero ella no aceptó, diciendo que no importaba cual resultado fuera su honor sería el que sufriría. Un poco tiempo después de esto la apuesta se evaporó.

trans, history, french, chevalier d'eon

D’Éon demandó que el gobierno francés la reconociera como mujer, y este se le fue concedido con la condición de que sólo podía vestir en ropa adecuada para mujeres. Ella aceptó y luego de varias negociaciones le permitieron volver a Francia, aunque permaneció desterrada de la región de Tonnerre. A causa de este destierro no pudo ayudar con la participación de Francia en la guerra de Revolución Americana.

Desafortunadamente, la Revolución Francesa no le hizo bien a d’Éon y murió siendo indigente a los 81 años de edad. Los doctores que examinaron su cuerpo determinaron que en realidad su sexo físico era masculino. El legado de D’Éon continua, sin embargo. “Eonismo” era un término, aunque ahora es anticuado, para lo que hoy en día llamamos transgénero. También la Sociedad Beaumont fue nombrada en su honor. Se han producido varios libros, películas y obras sobre su vida, aunque muchas de estas realmente no tocan el tema de su identidad transgénero. Su verdadera historia necesita salir a la luz, hace falta una película biográfica que le haga justicia a quien ella realmente era.

Comments are closed.