Hay un Videojuego Donde Tienes que Evitar a la Policía Mientras Haces Cruising en los Baños

This post is also available in: Inglés Portugués Francés Tailandés Chino tradicional

En 1962, la policía de Mansfield, Ohio, una pequeña ciudad industrial, instaló una cámara de vigilancia detrás de un espejo de dos vías en un baño de hombres cerca de la plaza del pueblo. La policía grabó a hombres que hacían cruising en el baño durante un período de tres semanas y utilizó la película para condenar a 38 hombres, encarcelándolos en prisiones y asilos mentales por un año o más. Y ahora hay un video al respecto.

El juego se llama The Tearoomestá disponible en pago a donación – lo cual quiere decir que tú pagas lo que quieras por el juego – y fue diseñado por Robert Yang, un diseñador de video juegos Asiático gay  cuyos juegos a menudo tienen temas sexuales abiertamente extraños.

RELACIONADO | Video Juegos Gay y Sensuales: 5 Juegos para Calentarte

Antes de explicar la mecánica de juego The Tearoom, echa un vistazo a este gameplay de dos minutos (advertencia, es bastante NSFW):

Así que, básicamente, cuando empiece a hacer pipi, los hombres entran en el baño (llamado “Tearoom”, así se le conoce a los baños de cruising en varios lugares). La misión es hacer contacto visual y evaluar si los hombres están interesados. Algunos de los hombres te ignorarán, otros se darán cuenta y se pondrán físicamente violentos o se asustarán y huirán. Pero algunos volverán tu mirada y sacarán sus armas.

“Armas” en este caso no es un eufemismo. Yang hizo que los penes de los hombres parecieran armas de color carne en lugar de genitales reales para cumplir con el “vago y selectivo régimen de prohibición” aplicado en la plataforma de videojuegos Twitch.

Si el hombre está interesado, su arma crecerá más más y podrás pasar al siguiente nivel en el que la misión es dar estimulación oral. Con cada movimiento de la lengua, usted comenzará a ganar puntos, Yang comentó:

 Al llenarlo de munición, la superficie del arma cambia gradualmente de una textura biomecánica y carnosa a un acabado “sexy” de cañón. Al llegar al clímax, la pistola se vacía, chorreando una aceitosa leche.

El truco es que algunos de estos hombres también son policías encubiertos. Y si los policías te atrapan en el acto, escucharás una sirena, verás luces rojas y azules parpadear y luego descubrirás a un policía apuntando una linterna y un arma a ti. GAME OVER!.

Yang hizo el juego para resaltar temas de violencia y sexualidad en videojuegos y también para aumentar la conciencia sobre la intersección de personas LGBTQ en baños, el sexo público y la violencia policial. El escribe:

Históricamente, los policias han sido quizás el enemigo más peligroso de gays y transexuales desde hace décadas, y continúan apuntando a los gays hoy en día: en 2016, la Policía de Toronto inició el “Proyecto Marie” con el fin de atrapar a los hombres gay que hacían cruising en los parques tarde noche; y llevan desde el 2004 hasta hoy días, el NYPD ha detenido a hombres gays en la Autoridad Portuaria por “parecer gays”, espiándolos a través de rendijas en los puestos de baño y acusándolos de “indecencias públicas”.

Los policías de la Florida también arrestaron a 18 hombres por hacer cruising en parques, publicando sus fotografías, nombres y direcciones antes de que fueran declarados culpables en un tribunal.

El documentalista William E. Jones’ publicó el metraje de los baños de Mansfield, Ohio, en un documental de 2007 titulado TearoomPuedes leer más del documental y ver un poco a continuación:

Poco después de esto, en la ciudad de Mansfield se cubrio el baño de los hombres y fue llenado con concreto. Uno de los hombres públicamente avergonzados se suicidó, mientras otros se tuvieron que mudar. La ciudad de Mansfield celebró su primera celebración del Orgullo Gay en 2015.

Otros juegos de Yang incluyen Cobra Club, que explora cuestiones de privacidad y dickpics; Stick Shift, un juego donde das placer en “un coche gay”; Y Succulent, un juego sobre deep-throating un corndog, una zanahoria y una paleta.