El Actor Porno Gay Wesley Woods Quiere Usar el Sexo para Propagar el Amor

This post is also available in: Inglés Portugués Francés Tailandés

Si le hubieras dicho al votante de George W. Bush, asistente regular de universidad cristiana, a mi yo de 18 años, que 13 años más tarde estaría conduciendo hacia un pueblo rural al norte de Texas para pasar el rato con el galardonado actor de porno gay Wesley Woods en su caballeriza dos días antes de Navidad, probablemente habría hecho una oración en ese mismo momento.

A pesar de estar bien familiarizado con una variedad de personalidades porno desde una edad temprana, gracias a una tarea de quinto grado que me llevó a la busqueda en Internet de Batman y Robin para encontrar a “Chris O’Donnell desnudo” y que me llevó a varias fotos muy interesantes de Lukas Ridgeston y demás pornografíaque terminó en las pestañas ocultas de mi navegador incógnito.

Pero después de ver a Wesley Woods competir en una competencia de stand-up en un club de comedia, y posteriormente soportar un panel de jueces desagradable que incluía a Kato Kaelin por alguna razón, me vi obligado a hacer algo que el porno nunca nos pide que hagamos: considerar la historia completa del ser humano que se presenta para nuestro placer.

Esto se debe principalmente a la forma en que Wes incorpora a su familia en su material. La familia rural texana, atlética, cristiana, heterosexual, predominantemente masculina que describe desafía los estereotipos en la aceptación de Wes y el trabajo que hace.

“Cuando le dije a mi madre que iba a empezar a hacer porno, me dijo: ‘Solo que sea un trabajo con clase'”, recuerda Wes con una sonrisa. “No estoy muy seguro de lo que eso significa”.

Wes se pone muy serio y se emociona cuando habla sobre su trabajo y el por qué es importante para él y sus admiradores, claramente ama demasiado a su madre, que si me dijera que descubrió qué es el “porno con clase”, no tendría más remedio que creerle.

Cuando llegué al rancho, un chico vestido de negro caminó hacia mi. Wes vestía de negro, con pantalones cortos y una sudadera y le decía a su perro, Boudreaux, que no saltara sobre mí. Boudreaux es un perro educado, tal y como su dueño, quien procede a presentarme a su familia extremadamente educada.

Apenas pongo un pie en la puerta cuando su padrastro, Jimmie, que es básicamente un vaquero más alto y más robusto, en camino hacia ver a los caballos, me da la mano. La mamá de Wes, Tisha, está esperando a darme un gran abrazo antes de llevarme de vuelta a la cocina, servirme una taza de café en una taza de muñeco de nieve y familiarizarse con mi familia y nuestros planes vacacionales.

Tisha me preguntó si conocía a su hijo como Wesley Woods o por el nombre que le puso ella al nacer. Wes se las arregla para encontrar una broma acerca de “abrir agujeros” en la conversación, a la que su madre no se inmuta en lo más mínimo. En cambio, ella me dice que sus tres principios más importantes siempre han sido el amor, la paz y el respeto.

Es un estribillo que he escuchado de Wes también. De hecho, ese primero es tan importante que lo tiene tatuado en su pecho en griego, porque aprendió en la iglesia que el idioma griego es más expresivo que el inglés.

A pornstar in his natural habitat…

A post shared by Wesley Woods (@thewesleywoods) on

A una edad muy temprana comencé a orar para ser un recipiente de amor en el mundo”, dijo. Creo que podría decir que esto es algo que la mayoría de los actores porno no piensan, pero él es muy serio al respecto. Wes ve su trabajo como actor de porno gay y comendiante como una oportunidad para promover el amor y la autoaceptación, la positividad corporal y la diversidad, y una visión saludable del sexo.

Es una combinación de trabajo y valores que no llegó accidentalmente a Wes. Un recién llegado a ambas industrias, hace solo unos años estaba trabajando en ventas para compañías deportivas y de medios en Chicago. Deseoso de un cambio y un trabajo que le permitiera ser más completo, se mudó a Las Vegas, donde un amigo le ofreció un trabajo en la vida nocturna. No pasó mucho tiempo antes de que viera una oportunidad de perseguir uno de sus más grandes intereses, la comedia, que lo llevó rápidamente a un lugar en la final de una competencia de stand-up.

Tampoco pasó mucho tiempo antes de que se cansara de dar shows nocturnos mal pagados. “Empecé a buscar qué más podía hacer para ganar dinero y para también crear una base de seguidores para hablar de las cosas que creo que son importantes”, dijo.

Cuando un amigo actor porno le sugirió capitalizar su apariencia y ponerse en contacto con algunos estudios, su imaginación comenzó a trabajar. “Yo pensaba que, las estrellas porno estaban en el reino de las drag queens en la cultura gay, y pensé que sería divertido si pudiera crear una persona sexualmente positiva que no solo hablara, sino que caminara”, dijo Wes. Seguido de eso se estaba desnudando y audicionando a través de Skype para algunos de los mayores estudios de pornografía gay.

Poolside in my panties

A post shared by Wesley Woods (@thewesleywoods) on

Wesley Woods hizo una fuerte entrada en el negocio, y en el transcurso de los últimos dos años acumuló aproximadamente 20 nominaciones a premios del gremio. En 2017 ganó el Premio Grabby por intérprete del año. Este año ganó como Mejor Estrella Porno en los Premios web Cybersocket y fue nominado para un premio XBIZ y cinco premios GayVN, todas estas cosas enorgullecen a su padrastro.

“Jimmie siempre decía: sé el mejor en todo lo que hagas”, me dijo Wes.

Wes le da crédito a su madre y a su padrastro por enseñarle una fuerte ética de trabajo. “Aprendí a soldar a la edad de 11 años, construí vallas, aprendí sobre caballos y tuve que limpiar sus establos”, me decía mientras observamos la extensión de tierra que tenemos frente a nosotros en un paseo al granero para encontrarnos con los caballos.

“El trabajo es trabajo”, dije.

“¡Exactamente!”, dijo Wes. “Así que si voy a chupar la polla en la cámara, voy a chupar la polla en la cámara muy bien!”.

Pero a pesar de todos sus elogios y aceptación en la industria, él también tiene bastantes problemas con esto. Ya sea la cantidad de directores homofóbicos y racistas que trabajan en el negocio, la falta de pagos residuales para los artistas o algunos de los hábitos y mentalidades poco saludables que experimenta en el escenario y en eventos de la industria, Wesley Woods está ansioso de ser una figura transformadora en el mundo del porno gay.

“Sé que hay problemas en la industria que tienen un impacto en los artistas y en la audiencia: cuerpos que se ven todos iguales, falta de diversidad, uso indebido de alcohol y drogas. Quiero hacer lo que pueda para ser un ejemplo diferente”, dijo. La sensibilidad de Wes a estos temas está enraizada a ese mantra de “amor, paz y respeto” que su madre le enseñó, pero también a su reciente viaje para estar más saludable y ayudar a otros a hacer lo mismo.

“En la mayor parte de mis 20s bebía bastante, y esto me trajo muchos problemas”, dijo. Wes recuerda una escena que puede sonar familiar para muchos chicos homosexuales: fines de semana pesados ​​(o incluso entre semana) bailando y bebiendo. “La idea de unas cuantas bebidas crecía en mí. Tomaba demasiados shots, me quitaba la camisa, mi cabeza giraba y me encontraba haciendo un ‘death drop‘ para luego terminar escoltado fuera del bar, o peor”.

That's #sofetch #mansbestfriend #puppy #labrador #pup #ranch #texas

A post shared by Wesley Woods (@thewesleywoods) on

Para Wes, todo esto pasó de moda y le hizo preguntarse qué era lo que se estaba perdiendo. Recordó a su abuelo siempre borracho, que se veía feliz y despreocupado en ese momento, pero ahora eso le parecía triste. Pensó en su educación religiosa, la magia de la tierra con la que se cruzó descalzo y los estanques en los que se metía a nadar.

“Quería volver a mi espiritualidad, y beber me desconectaba de la luz”, dijo Wes. “El alcohol, realmente sacaba a mi malvado gemelo Géminis: lindo y tierno en un minuto y al siguiente una criatura rural y perturbada. Estaba cansado de ir por el mismo camino tratando de aprender la misma maldita cosa”.

Así que dejó de beber durante 15 meses y dice que  lo ha ayudado a ver lo que sucede a su alrededor con mayor claridad. “Una vida sobria realmente me ha hecho más consciente de todos los aspectos de mi vida, incluida la industria del porno”, dijo. “Estoy prestando atención a lo que sucede dentro y fuera del escenario y cómo todo se conecta con la audiencia y la cultura”.

Wesley Woods es sincero. Pero no puedo dejar de señalar que en el mundo del cuerpo y la positividad sexual, Wes es el claro ejemplo de algunos de los estándares con los que desea trabajar. Es un hombre blanco con un cuerpo “perfecto” de pies a cabeza, que trabaja para los principales estudios comerciales que refuerzan los estándares de imagen corporal de forma regular.

“Para algunos yo podría ser parte del problema, pero también estoy en primera línea”, dijo Wes. Lo entiendo, en teoría, pero aún no es suficiente para mí. Obtengo el ángulo de la positividad sexual: los actores pornográficos pueden ser emisarios poderosos para romper tabúes en torno al sexo y la sexualidad. Pero el ángulo de positividad del cuerpo es difícil para mí.

Tal vez sean mis propios complejos e inseguridades, pero si trabajamos para que todos los cuerpos sean considerados deseables y dignos de ser erotizados, me parece que promover y alentar normas de la misma manera que los grandes estudios pornográficos comerciales (como en los que Wes trabaja) lo hacen, es contrario a los objetivos del movimiento de positivismo corporal hasta que sean representados los tipos de cuerpo más diversos.

“Sé que tengo muchos privilegios, pero espero usar ese privilegio para cambiar las cosas”, me dijo Wes. Él ve que se juega de maneras grandes y pequeñas. En un evento reciente de la industria, otro modelo se lanzó a un monólogo sobre cómo debería ser obligatorio que los nuevos modelos trabajen con un entrenador personal para estar en mejor forma. “No, debería ser obligatorio estar cómodo y seguro de cómo te ves y de quién eres para rodar porno”, contestó Wes.

Red carpet @xbizofficial RISE Talent Appreciation Gala— Sponsored by @iwantempire

A post shared by Wesley Woods (@thewesleywoods) on

En una forma más amplia, Wesley Woods ha comenzado recientemente a consultar con I Want Empire, una nueva compañía que busca devolver dinero a los bolsillos de los artistas ofreciendo residuales. Wes lo ve como un primer paso en la siguiente fase de su carrera, que le brindará nuevas oportunidades para marcar la diferencia. Eventualmente se ve a sí mismo involucrándose más con la producción del porno gay y el cuerpo positivo.

A pesar de que me ofreció pizza, un paseo a caballo, una compañía al lado de la chimenea, una ronda de piscina y un porro, Wes está preocupado de que no me hayan dado la experiencia completa del rancho, por lo que ofrece un paseo por la propiedad en el Polaris ATV.

Mientras hacemos el recorrido, vislumbro al niño que solía correr en esta tierra, inspirado por su maravilla, formado por las personas que vivían en él y las vidas que llevaban. Ese niño pequeño se parece mucho al niño que fui una vez.

Hay una historia corta de Kurt Vonnegut de los años 50 que me encanta. Se trata de un hombre llamado Henry que está siendo investigado por agredir a un compañero de trabajo con un teléfono. La compañera de trabajo obtuvo el número personal de una modelo y la llamó a su casa. Cuando vislumbró su problemática vida más allá de las páginas satinadas, había perdido completamente el interés en ella y deseó no haber hecho la llamada. Cuando se le pregunta a Henry por qué esto le molestó lo suficiente como para atacar a su compañero de trabajo, él responde que su compañero de trabajo es lo que está mal en el mundo: Todos prestan atención a la imagen de las cosas. Nadie presta atención a las cosas en sí.

Wesley Woods me recuerda que todos debemos prestar más atención a las cosas en sí.